jueves, octubre 20, 2005

El ponche alucinógeno





Pues nada, os voy a contar la movida del viernes pasado (14 de octubre).

Me pillé una bufa considerable, así, como quien no quiere la cosa. Resulta que los del LURC (el Lulea University Reception Comitee) hacían una fiesta: La "pink party" (se llamaba así porque había que llevar algo rosa). Yo no pensaba ir (pensaba bajar directamente a la discoteca) pero al final fui, porque todo cristo iba allí. Me agarré mi botellica de ron, eché media a una botella de coca- cola y hala... a la fiesta con la botella debajo del brazo (¿qué pasa? los franceses se meten el pan debajo del sobaco), y bueno... el ron, tira que te va, pero estos hijos de puta de suecos habían preparado un ponche que yo pa mi que llevaba alucinógenos (tenía bayitas y frambuesas... fijo que también le habían echado Monguis o algo parecido) y me hundió ¡me hundió!. Bueno, no me quedé tan hundido como la de hace tres o cuatro semanas, que no me acuerdo de unas 5 horas de la noche, y además aquí todavía andaba por mi mismo, pero también me quedé bastante jodido, también.

La fiesta era en la sauna de Porson, esa que nosotros alquilamos algún día. Total, que fuimos hasta allí en bici, y luego parece que bajé en taxi a la discoteca (la Cleo). Digo parece porque no me acuerdo muy bien, yo (bueno, seguro que fue en taxi, que me lo han contado). En la Cleo nada, normal. Si es que es una discoteca como todas, y además no muy grande...

Pero lo malo fue a la vuelta. Yo convencido de que mi bici seguía en Porson. Hombre... ¿dónde va a estar?. Total, que después de comerme una hamburguesa con un borracho que estaba en mi misma situación (que también tenía que volver a Porson para buscar su bici) nos cogimos un taxi p'alla (mano a mano: 50 coronas para cada uno). Llego... ¡y mi bici que no está!. Pues yo todo jodido en plan "Me la han robao, ¡me la han robao!". Venga a buscar, venga a buscar. Me miro el llavero... y que tampoco estaba en la llave del candado. "¡¡Mierda!!". Bueno, ahí empecé a pensar que se la habría dejado a alguien (aunque debo reconocer que en mi estado, primero pensé "otia, que profesionales... primero me han pillado la llave y luego me han robado la bici"), pero... ¿a quien se la había dado yo?. Pues ni puta idea… (No sabia que se la había dado a alguien, voy a saber a quien). Fuimos a comer espaguetis (si, después de la hamburguesa) a casa de unos de Porson y entonces ahí empecé a hacerme una sesión de autohipnosis (vamos, que me puse a pensar, lo cual, con la trufa que llevaba encima, viene a ser como una sesión de hipnosis) y dije "¡¡Otiaaaa!!, Me parece que se la he dejado a Isaac!!” y cuando ya estaba yo viendo la luz al final del túnel, me dicen “Pero si Isaac no ha venido…” ¡¡Mierda!!… y me volvieron a joder. Volví a salir a buscarla entre unos matorrales cercanos, me empecé a cagar en todo lo que se meneaba… ¡Nada!. Total, que me trajo a casa (bueno, a la zona de Bjorskatan, que es donde vivíamos ambos dos mutuamente) el otro pavo este que he dicho que estaba en mi misma situación (puta bandeja trasera de la bici... creo que casi me desvirga analmente) y yo que seguía todo rayado. "¿A quien?... ya veras tu como la he perdido... puta mierda...". Y luego ¿que hice?. ¿ir a casa a dormirla?. ¡¡Noooo!!. Ir a casa de Jorge a seguir comiendo espaguetis. Estos fueron carbonara. Lo gracioso fue que estaba yo comiéndome los espaguetis y estaba llenísimo (obviamente) pero con la bufa yo decía “Joder… pero ¿por qué no me entran, con lo buenos que están?”). Pues porque llevaba en las tripas la hamburguesa más gorda que encontré en el McDonalds y una platada de espaguetis, pero no me daba como para relacionarlo con mi falta de apetito. Total, que al final ya, hacia las 6:30, llego a mi casa, y en mi puerta: ¡Chaaaan!. Mi bici. ¿Qué había pasado?. Pues que efectivamente, se la había dejado a Isaac (un gallego que vive en mi mismo bloque; es el de la camisa rosa de la foto. El otro es un troll que pasaba por allí) para que se bajara una sueca a la discoteca (que por cierto, no se si se calzó o no, le tendré que preguntar… después de la rayada que me costó…). Pero la gente creyó que no había venido porque apareció al final (cuando el ponche alucinógeno ya había hecho sus devastadores efectos en todos nosotros). Al día siguiente me mandó un mensaje para decirme que tenía la llave de mi candado. Cuando me la dio, me explicó la movida, y me dijo: “¡¡Pero tío!!… mira que te pregunté: ‘¿¿seguro que te acordarás’??” porque vio mi estado etílico-comatoso, y yo “¡¡Que sí, cojooones!!, ¡¡Que te la lleves, hombreeee… no me ví a acordá yo…!!”. Ah, y en la discoteca también todo convencido de que me habían robado el polar y la bufanda. Lo mismo: "Me la han robao, ¡me la han robao!" y tampoco... es que no los había dejado donde yo creía... Alrededor de la pista de baile hay una zona con mesitas y sillas (desde donde incluso puedes vender tus acciones de Australia) y yo me hubiese jugado la minga a que había dejado mi polar y mi bufanda en las que hay entrando a la derecha… y no, estaban en las del fondo a la derecha (por lo menos, acerté el lado). Menos mal que Pablo “el not drunk pero que está opositando para serlo” me indicó amablemente (“anda, gilipollas, que pareces tonto: ¡miálos!”) la situación exacta de mi polar y mi puta bufanda.

La verdad es que quitando mi episodio de crisis alcohólica pensando que me habían quitado la bici, la noche estuvo bien, si si. Lo de la pink party fue buena idea. Conoces gente (jejeje). Hubo gente que se lo curró mucho, como mi compañero de corridor, el Lukas (despues de esa foto comprenderéis por qué ahora cierro la puerta mientras duermo) o una americana... yo lo único que hice fue pillar unas servilletas rosas que le sobraron a este Lukas y forrarme la bufanda. Lo malo de que te obliguen a ponerte cosas rosas es que la gente da rienda suelta a sus más escondidos instintos, y hay momentos en los que acojonan (además, ojito a la inscripción que llevaba ese pavo en la espalda... bueno, y a lo cabroncete que es Jorge, pero no entremos en otras disquisiciones). Hubo gente que no llevaba nada rosa, pero en algunos casos, es perdonable (además, en la Cleo ya había conseguido algo rosa). En otros casos, solo es disculpable porque yo sé lo que pasaba con el puto ponche, pero si no, son merecedores de pena capital. También puede surgir el amor entre gente que sin cosas rosas nunca hubiese pasado… pero vamos, en general, bien… Buen rollo, que dicen los jóvenes.

Y nada, ahora a ver qué pasa este fin de semana, porque hay exámenes y tal... No se, algo haremos, pero espero que sea tranquilo. Igual el siguiente post va de que hemos descubierto una nueva discoteca, porque el sábado cierran el Koren, que era la alternativa a las fiestas en la sauna de Porson, así que en principio, iremos al centro, a buscar garitos nuevos (bueno, creo que quedan dos por descubrir, bastante pequeños y peores que la Cleo, pero total...)

Un salido!!

12 comentarios:

Anónimo dijo...

hombreee cabronazo,como te aprovechas de las situaciones alkojolikas...lo digo pq en la foto que salgo con isaac me sacas bastante guapo la verdad...en fin, un saludo

el troll de la foto con isaac
PD: le voy a contar a alguien lo que haces por aqui en venganza :p
PD2: el mi blog ye:http://spaces.msn.com/members/darkvid1 "el blog del troll"

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Jajaja... ¿Pero qué vas a contar, si no te acuerdas de nada?. XDD. Por cierto, que la foto en la que estás con Isaac, ciertamente es la peor que encontré XDD

Anónimo dijo...

juajuajua, pues hay una foto realmente peor...la tengo en mi espacio... pero por favor, no la veas xD

saludos: el troll ¬¬

PD: despues de ver las fotos pude reconstruir algo de la noche

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Joer... la verdad es q tienes muchas en las que das mucho asco ¿eh?. Tomatelo como un cumplido XDD.

Por cierto,eso de "le voy a contar a alguien lo que haces por aquí" se puede entender muy mal, panda de cabrones

Anónimo dijo...

en fin...esto no puede quedar asi!!! asi que continuare el enfrentamiento dialektiko...si, se puede entender muy mal...asi que entiendelo todavia peor... :D juajuajua asi que nada...oye, deberiamos sacarnos una foto los dos juntos, lo digo para ya terminar de asustar a todo el personal por aqui...ya sabes, eso de romper espejos y esas cosas (es una halago, no te creas, yo tambien se decir cosas bonitas)...en fin... como tu bien dices...
un salido!!

el troll de los kojones

fettuchini dijo...

Hector, ¿te das cuenta de que todos tus post podrían empezar por la frase "Me pillé una bufa considerable"?

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Pues espera el que estoy preparando de este viernes (de ayer).!! XDD

Adelanto: Se acabó la teoría de que las suecas no entran. Entran las suecas y las surafricanas!! (espero fotos), pero yo nada: firme

Anónimo dijo...

Hola Hector!!
Para qué has ido allí???
Para beber y además pagar mucho por ello!!!!!
Tio, con lo que nos está costando pagarte un buen "colegio de pago"!!

Mª Esther.

PD.: Cuándo vienes pa`la España?

Anónimo dijo...

Qué razón tiene la Mª Esther!!!

Nosotros preocupados porque no te podíamos guardar los manjares del bar Estudios durante los Pilares y resulta que nisiquiera los apreciarías si no tuvieras cerveza de esa barata.
Por cierto, dudo que la toña superase a la del abuelo con esa pezado sangría del susodicho que por supuesto tu tampoco puedes degustar.

Saludos

Jorge Z.

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Que perros sois.

PUes no degustare sangria,pero el viernes estuve durmiendo en mi ducha hasta las 9:30. Ya contaré en cuanto tenga un rato, ya

fettuchini dijo...

Desde luego si estabas tan borracho como para terminar durmiendo en la bañera sí que tienes mucho que contar, muchacho.

Y tienes que explicar eso de que te pones firme cuando te entran las sudafricanas...

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Mmmm... si que se puede entender mal, si. Bueno, ya lo explicaré con todo lujo de detallesy de fotos mañana (martes) si tengo tiempo despues del examen.

Por cierto: un saludo a todos