jueves, octubre 13, 2005

Yo que pensaba que iba a volver con un acentazo inglés de la ostia...

… y voy a acabar hablando asturiano. Yo que cuando salí de mi hogar, allá en la tierra de los cachirulos pensé: “Voy a volver aquí con un acento como el de Chemari Aznar (recuerdo el “estamos trabajandou en ellou”)” y resulta que esto es una plaga de asturianos y gallegos, que vienen a ser lo mismo (jejeje… ahí, ahí les duele a los asturianos X-DD). Me están pegando aquí el acento entre todos.

Bueno, y nada, que actualizo para que no me deis la moña, pero no hay mucho que contar… Os voy a decir como es un fin de semana en Lulea:

Viernes: Cogemos un puñado de cervezas o de alcohol del que trajimos de España (a los que todavía nos queda) y nos vamos a hacer “preparty” a casa de alguien (resulta que en inglés “botellón” no es “bigbottle”, tú… se dice “preparty”) y bebemos algo por allí. Ya digo que en breves (cuando acabe el alcohol) serán o cervezas de 3’5 grados o si tengo cojones de bajar hasta el centro a la tienda que venden alcohol normal, pues pillaré “comadrejas” de 7 (se llaman comadrejas porque llevan un bicho de esos en la lata… bueno, no se si es una comadreja, un glotón o qué hostias, pero las llamamos comadrejas ¿fale o no fale?). Luego, medio pipos, decidimos qué hacer… podemos elegir entre una amplia variedad de discotecas y centros de divertimento y lenocinio… ¿os lo habéis creído?. Vale, mejor, porque yo tampoco. Podemos decidir entre bajar a la Cleo en bici, bajar a la Cleo en taxi o no bajar a ningún sitio. La Cleo es la discoteca (y digo bien: “la” porque no hay más… bueno, miento, debe haber otra en la que van perrillas calentorras dieciochoañeras, a la que ya está deseando ir ese de Madrid que le tiraría los tejos a mi Vileda, pero ahí no hemos ido). Los viernes la Cleo es gratis, aunque creo que te obligan a coger un guardarropa de 20 coronas (2 neuros… afordable). Estamos allí hasta las 3, bebiendo, cómo no, cervezas (lo que nos podemos permitir) y luego hacemos “posparty” hasta las cinco o así. En teoría la postparty es ir a otra casa a seguir montándola, y bueno… el otro día en casa de Paco, si que la montamos porque íbamos muy tajados (creo que no quedó un cojín en los sofás, y una maceta sufrió la furia española… ¡que se joda!. ¡Por sueca estrecha!). Esto a las 4:30 de la mañana, en una casa que Paco comparte con otro puñado de gente, suecos entre ellos. No dijeron ni mu, tú. El Paco dice que los tiene acojonados, y va a ser verdad, porque con la escandalera que montamos, no sé como no llamaron a los geos. Había una puerta metálica en un armario de la cocina, y dice uno (llamémosle uno) que llevaba una guaza importante “Esssto el año pasado sonaba la osssshtia” y empezó “Falso amor ¡¡pum pum!! falso amor ¡¡pum pum!!” (el ¡¡pum pum!! Son ostiones que le estaba soltando a la puerta metálica, que luego nos dijeron que se oía tres pisos más abajo, así que imaginaros en la casa…). Pero vamos, eso no es muy habitual. Lo normal es que acabemos en una casa, hablando durante cinco minutos y despidiéndonos durante dos horas (es muy español, eso. ¡Que me voy!... ¡Si yo también!.. bla bla bla… ¡Huy que tarde!... bla bla bla… ¡Me tengo que ir ya…! bla bla bla…).

Fotos de lo que cuento sobre estas líneas (tengo que decir a mi favor que no son mías, sino de Jorge):
De la preparty (pongamos 21:30): 1 2 3 4 (y lo del pozal era ron-cola, señores)

De la Cleo:
Javi "el espinete" un poco perjudicado ya.
Pablo the drunk agarrándose cual mono a papá Dani, porque si no se cae de la tarima.
Panoramica con Manu e Isidro.
Panorámica con Pascal, una víctima de su propia fama.
Doy mucho asco y no soy gay. Espero (y creo) que Manu tampoco.
Esta es la clase de fotos que le gusta hacer a Jorge.
Pero qué buenas están las suecas, madreee...

De una postpary en condiciones (pongamos las 4:30, con un corridor lleno de suecos educados durmiendo): 1 2 3 4 5

Y luego el sábado sabadete… Lo que suele hacer la gente es ir al Koren, que solo vale 40 coronas entrar (la discoteca vale 100, y no dejan entrar a los menores de 23, no se por qué, así que como en el grupo que vamos hay tiernos infantes, pues no vamos), pero los españoles que somos más chulos que nadie no hacemos eso: organizamos la fiesta por nuestra cuenta. No se si he comentado ya (pero es que no me apetece releerme todo el blog, porque escribo mucho y soy muy pesado) que en Porson, donde vive el otro sector Erasmus (muy cerca de la uni) existe la posibilidad de alquilar por 100 coronas una sala grande en un edificio que hay en medio de las casas (las casas hacen como un circulo y en el centro hay una caseta con las lavadoras, una sauna y una sala grande de la ostia). Entonces, lo que hemos hecho los españoles varios fines de semana, es alquilarla y montar allí fiestas. Es curioso: ha sido inversamente proporcional la cantidad de gente que ha ido con lo currada y bien que estaba la fiesta. Me explico. La primera vez fue en el cumpleaños de Dani (y eso sí que se que lo conté). Las únicas luces que había eran los neones de la sala, lo cual era mucha luz (o muy poca si las apagábamos todas XD) y un equipo de altavoces de ordenador que hombre, no estaban mal… tenían subwoffer y todo, pero la sala es muy grande y no llegaban cuando había mucha gente. Luego fuimos decidiendo hacer bombillas de colores (las preparó Dani, que es un manitas… a pesar de ser industrial; hasta metió cebadores en los cables y entonces parpadeaban y todo), compramos un amplificador de 50 coronas (que se nos jodío la primera noche que lo usamos) y sobre todo… ¡vimos negosi!. La sauna esta tiene una cocina y una nevera (en un cuarto aparte) y el día del cumpleaños de Dani metimos ahí cervezas para uso privado. Bien, pues aquello se convirtió en la sauna de Alí Babá y los ciento cincuenta ladrones (si, ciento cincuenta… ya digo que fue un éxito :-) )y volaron la mitad de nuestras cervezas en manos desconocidas. Pero claro, eso nos dio la idea de vender nosotros cervezas. ¡Cojonudo!. Una lata de medio litro 20 coronas, tres latas 50 coronas. Buen margen de beneficios, buena idea… ¡pues entonces la gente dejó de venir de venir…!. Este fin de semana creo que hemos vendido unas 20 cervezas y los organizadores (uséase, nosotros) se beberían unas 60. Hombre… en realidad tampoco pretendíamos salir de pobres con eso, pero no nos compensaba, porque tienes que bajar al puto centro del pueblo a comprar cervezas de graduación normal, cargarlas hasta Porson (que serán unos 20 minutos de bicicleteo cargados con cervezas que suelen tener la mala costumbre de caerse de las bandejas traseras de las bicis), tenemos que ir a preparar toda la movida y lo peor es que el domingo, con toda la resaca, tienes que levantarte pronto para ir a limpiar todo aquello, y chico… hay que ver… para la poca gente que nos ha venido, hay que ver lo que enguarran los hijos de puta. así que hemos decidido chapar el chiringuito, por lo menos, hasta después de los exámenes. A Simon (un alemán) le dijimos que íbamos a dejar de hacer fiestas y se nos indignó. Jeje. Dijo, y no le faltaba razón, que hombre, que por qué, que era la mejor manera de juntarnos los Erasmus, conocernos, hablar… y lleva razón, pero joer… es que no tiene mucho éxito y no compensa. Nos hemos enterado de que para Halloween los americanos quieren organizar una fiesta. Bueno, pues eso será nuestro estudio de mercado. Si la gente va a eso, igual nos animamos otra vez. Por lo menos, hemos encontrado otra cosa en la que desperdiciar nuestro valioso tiempo… el maravilloso y ya clásico Counter Strike. Nos estamos poniendo morados ¡je jeeee!. Bueno, hoy no, porque estos hijos de puta no se han conectado hoy, y me he quedado sin mi dosis… además, he intentado poner bots (estoy muy viciado, yo) pero no se como se hace (que no se entere el puto Ponce, que se me descojonará, porque a pesar de ser industrial, él tiene bots y yo no). Pensaba que habría perdido toda mi puntería, pero bueno… todavía he reventado algunas cabezas, ¿verdad Dani?. Por cierto, a ver si le arreglo el ordenador, porque ahora usa como excusa que si el ordenador le va lento, que si la abuela fuma… así que a ver si lo dejo sin excusas.

Y bueno, hoy tenía una presunta defensa de prácticas (digo “presunta” porque en realidad solo era para chequear cómo íbamos, y ver si teníamos alguna duda, o algún problema) y he ido con una resaca bastante considerable. Me acosté a las 5 porque hoy era el cumpleaños de Lukas, mi compañero de piso austriaco y a las 12 organizamos fiesta en casa. Se agarró una guaza el Lukas éste que se caga la perra. Empezamos a sacar todo lo que teníamos y hala… a beber. Empezamos a jugar a juegos de estos de mandar beber y claro, como era su cumpleaños, pues todos “¡Que beba Lukas, que beba Lukas!” y nada… potando acabó. Llevábamos idea de meterlo en un tren con destino a Estocolmo, y un billete solo de ida, pero se retiró antes… otra vez será. Me tengo que enterar de dónde sale el transiberiano... si haces putadas así, las haces a lo grande.

Fotos:
Este es un francés... aunque enseguida habríais sabido lo que era aunque no hubiese dicho nada... X-DD
Este es otro frances... les va jugar con cremitas blancas ¿eh?

Por supuesto, hoy otra vez. Como el cumpleaños en realidad era hoy, pues nada, otra fiesta, ésta con cena y todo. Mi austriaca Connie y Sabine, una francesa, nos han hecho hasta un show lésbico, y nada, otra vez a beber, pero curiosamente, hoy, que se supone que era el día del cumpleaños, ha sido relativamente más tranquilo.

Y nada… por lo demás, las prácticas parece que van bastante bien, a pesar del Counter y de las fiestas, así que nada, bien.

Ah, otra cosa. Hoy hemos estado hablando con un sueco que nos ha dicho que Lulea es famosa por ser la ciudad más ventosa de Suecia. Según parece, hasta estudian en arquitectura lo mal hecha que está para no diseñar nunca una ciudad así, porque la gente se caga con el viento, así que eso de “no, si la temperatura más baja ya es, pero como no hace viento la sensación térmica es incluso mejor que en Zaragoza…” se confirma como una de las grandes mentiras.

Bueno, y una mentira a medias es eso de que los suecos son tan europeos y tan educados (lo he dicho antes, lo sé, pero es una medio mentira). Es cierto, excepto el fin de semana, cuando beben. Isidro (que ya estuvo aquí el año pasado) ha desarrollado la teoría de que como van tan reprimidos entre semana, cuando beben se desfogan. Es increible cómo empujan en las discotecas. Pero sin ningún miramiento ¿eh?. Algún dia vamos a tener un follón serio. Menos mal que la mayoría se acojonan cuando les das dos bufidos, pero ya verás cómo, de tanto tentar a la suerte, nos acabarán deportando a alguno. Es que joer, te vuelves a decirles que "por favor, dejen de empujar" y entonces te empujan a la cara, en plan de "¿Quieres ostias?". Ya verás tu como la liamos... Hombre, creo que el problema es cuando les miras a la cara, porque es como retarlos o así (vaya... parece que estoy hablando de Copito de Nieve... como éstos también son así, medio albinos...). De hecho, en la Grease (una discoteca que abría en "verano" y que ahora ha sido sustituida por la Cleo) Luis el asturiano y yo, como ya estábamos hasta los cojones de que nos empujasen, metimos un empujon con muy mala ostia a un grupo que había dando mal. Bien, pues tiramos a tres al suelo ¡a tres! (bueno, Luis tiraría a dos y medio, porque yo...) y nada, yo ya estaba escupiéndome en la mano en plan de "¡Ptchiú!... ¡Pues nada...!... ¡a ostiarse tocan...!" y los tios se levantaron y siguieron bailando como si nada sin decirnos ni mu. ¡¡Increible!!. Debe ser que el empujón y meter el codo a lo Hierro es el entretenimiento de esta gente... como no saben bailar...

Pero por lo demás, bien, gracias.

6 comentarios:

Sergio dijo...

Juasjuasjuas! Co eres un maestro de las fotos... El sabado subimos para tus tierras, asi es que ya nos veremos por alli. Saludos!!!

diego dijo...

HOla.
que no me leo el post que no tengo tiempo. mejor skypear :)

Anónimo dijo...

Juas, juas!!! Yo es q con este tio me parto. Por cierto, el show lésbico deja bastante q desear. A ver si para el siguiente capítulo sale mas chicha!! xddd
Un abrazo
Miguel

P.D: Cabrón, responde a los mails!!!

Nacho dijo...

Joder xDDD Veo que el nivel no solo se mantiene sino que incluso se puede superar, pa fin de curso ya veo que no tirareis bancos y sillas sino camas!!
A seguir disfrutando.

fettuchini dijo...

Oye, Hector, a que no te imaginas quien ha triunfado durante los pilares.

Mándame un mail y te lo cuento TODO.

Txalin dijo...

!!Que jodio el fettu!!