miércoles, noviembre 02, 2005

Mucha policía, poca diversión

/* Updated: Ahora con fotos */

La verdad es que este post iba a titularse originalmente “Mucha, mucha policía” pero David (el troll) me dio la idea de este título y la verdad es que resume mejor los aciagos acontecimientos que ví pasar a narrar.

Viernes 29. Había preparty en casa de Santi el de Porson. Visto el triunfo de la semana anterior, me lavé la cabeza durante la hora y media de rigor, hice la colada, me acicalé, me perfumé… en fin, a ver si también caía otra sesión de aumento de la autoestima (vamos, que a ver si me entraba alguna otra pilingui). Cogí el último cartucho de ron que me quedaba: media botellita de Cacique que mezclé con Coca-Cola 100% Coca-Cola (nada de Ulifresh ni cosas parecidas: había calidad en el ambiente… mis pelos limpios, mi camisa también, mi Ron Cola en la botella… todo perfecto). Es más, como había llovido, y había nieve medio derretida que resultaba harto peligrosa para ir en bici, incluso me llamé a un taxi para ir a Porson yo solico (todos se habían ido ya y yo, además, llevaba el pelo mojado). Bien, llegué allí y pin pin… a beber (video, .avi de 4'7 MB). ¡Puta madre! Buen calentamiento. Hacia las 12 llamamos a los taxis para ir a la Cleo (¿la Cleo? Qué raro, ¿verdad?). Al llegar, había una cola del copón, probablemente porque este fin de semana habían acabado los exámenes, y la gente estaba ávida de salir (perfecto… golfillas en celo a manta). Bien… posicionámonos en la cola (con perdón) y en estas que veo a Víctor, fuera de la cola, que estaba siendo enganchado del cuello por un segurata, con una llave que ya querrían muchos quarterbacks para sí. ¡Joder!. ¡Un colega en apuros! Pues nada… empezamos a abrir la valla que delimita la cola y a salir a ver qué pasaba. Dos seguratas ostiando a Víctor y yo diciendo “¿Qué pasa?, ¿Qué pasa?” a los seguratas. Respuesta de uno de ellos “This motherfucker tried to hit me in the face”. En estas que aparecen tres coches de la policía en plan hombre de Harrelson, con las sirenas desplegadas y a toda piña, agarran a Luis, lo empotran contra una pared y antes de decir “Jesús” ya le habían puesto las esposas. Todos estábamos por allí revoloteando, y el policía que no hacía más que decir “A diez metros… ¡¡a diez metros!!” y nosotros, como buenos españoles, ni puto caso…al lado suyo, preguntando “¿Ca pazaaooo?”. El tío amenazaba con una de esas porras extensibles que pican que es un primor, pero nada. Bueno… solo Santi Porson quería cascarle (si, al poli 2x2) pero afortunadamente Pedro que demostró bastante sentido común le pegó un empujón y le dijo “Anda, Santi, cállate y tira p’allá”. La policía se llevó a Víctor y a Luis detenidos y nosotros acabamos en un McDonalds comentando la jugada como viejas a las que las pisas el callo en el bus y ya tienen tema de conversación para tres días (bueno, y comiendo como cerdos: yo me casqué dos hamburguesas dobles que se caga la perra). Vale… ¿Qué había pasado? Pues por lo visto, Víctor se había intentado colar, y un sueco de la cola había empezado a protestar, total que el segurata fue directo a Víctor, le pegó unos empujones y Víctor respondió a esos empujones, pero no solo empujando, sino largándole un puño a un 4x4 (no me refiero a un todoterreno, sino al segurata, que mide 4 metros por 4). ¡Follón a canto! Parece que Luis lo consiguió sacar del fregado pero los seguratas fueron a por Víctor, lo agarraron y lo tiraron al suelo. Entonces Luis, que vio aquello, pensó “A éste me lo matan” y le pegó con el pié un empujón a uno de los seguratas en el hombro, con tan mala suerte que los policías que estaban llegando a toda piña, lo vieron, y lo interpretaron como que le había largado una patada en la cabeza al segurata cual Raúl tirando penalti en Eurocopa. Obviamente, el poli bajó a toda ostia y detuvo a Luis también. Los seguratas estaban diciendo que “vamos a conseguir que deporten a esos putos italianos aunque sea lo último que hagamos”. La policía pidió testigos, y gente que hubiese visto todo, solo había dos chicas (que afortunadamente son una mexicana y una canadiense y hablan inglés que te cagas) y dijeron que las llamarían, aunque de momento, todavía no han dicho nada. Hacia las cinco de la mañana los soltaron, después de hacerles estar un ratico en una celda, aislados y sin pertenencias (les quitaron todo, hasta unas pulseritas de esas de Livestrong, o como se llamen), y de tomarles declaración con un traductor y todo (estos suecos están muy bien organizados XD). Ayer lunes llamaron a la embajada y les dijeron que seguramente no pasaría nada. También les dieron un consejo muy español: “Hombre… si hay que pegar, se pega, pero luego se sale corriendo”. Han hablado con la persona que se encarga de las movidas de los Erasmus en la universidad, y también ha dicho que no pasaría nada, que no se preocupasen. El mayor castigo en teoría, es un mes de cárcel, pero eso es en teoría. En la práctica supongo que se quedará, como mucho, en una multa. De todas formas, es normal que los seguratas suecos nos tengan ganas, porque dos semanas ha, al salir de la discoteca, un grupo de españoles se pusieron a cantar a la cara de un segurata “Rubio, canijo, eres un botijo” y hombre… el rubio (que no era muy alto pero era más ancho que alto, todo hay que decirlo) probablemente no entendería una mierda, pero si ves a media docena de mardanos pegando botes, y cantando una animada tonadilla mientras se descojonan y te miran señalándote, pues como que ya puede deducir de qué va el percal. Que joer, que son seguratas… que muy espabilados no son, pero hasta ahí llegan. Además, aquí los seguratas tienen más nivel que en España, porque son casi parte de la policía. Es algo así como que tienen que pasar un examen y entonces la policía les da una placa y tal, así que hay que tener algo más de cuidadito con ellos. Lo único que puede que les haga no escacharnos la cabeza la próxima vez que aparezcamos por allí (si es que volvemos a aparecer) es que hace tres o cuatro semanas, David le robó la placa a uno de ellos y luego se la devolvió (bueno… robar, robaaaar… según cuentan las malas lenguas, vio que tenía la placa a punto de caérsele, se topó “accidentalmente” con él, la pilló del suelo y al rato se la devolvió, diciendo “¡Mira lo que me he encontrado! ¿es de usted, señó segurataaa?”, cosa que el segurata agradeció mucho).

Bueno… el fin de semana pasado iba a ser el “sábado de exploración”, y pensábamos haber ido a sitios nuevos, y acabamos en la Brasseriet (que ya conocía y que, como ya dije, no me gustó un pelo). Quizá el fin de semana que viene sea el “viernes de exploración porque no nos quedan más cojones”. Hay gente que no quiere volver a la Cleo (aparte de los afectados directamente)… a mi me da igual. Lo único que hombre…ahora que empezaba yo a triunfar ahí…. ¡Aaaay! No sé, no sé que haremos el próximo fin de semana. Muchos españoles se van a Goteborg (yo no, porque me da pereza: son 20 horas en tren), así que no se que será de nuestras vidas.

También debo decir que me encanta este país… eso de que cuando salgas, no sepas dónde vas a dormir (en una ducha, en una celda…) o qué movida te deparará la noche (perder una bici, olvidar 5 horas de la noche y encontrarte el cuarto misteriosamente recogido y limpio a la mañana siguiente, que te entren pilinguis, hostias con la policía…) ¡¡me chifla!! En Zaragoza es más aburrido… siempre acabo durmiendo en mi cama… ¡¡aquí no!! X-DD

El sábado fuimos al Koren, pensando que iba a haber una fiesta que te cagas, por lo del fin de exámenes y tal. Hicimos preparty en la Sauna del 11 (como la semana pasada), con una barbacoa y todo. Hacia las 6 o así empezamos a comer como cerdos (había quintales de comida) y por supuesto a beber (yo ya, putas cervezas… como no me quedaba ron…) y hacia las 10:30 levantamos el campamento. Yo hice una parada logística en casa de Pablo, y rellenamos nuestro cuerpo con algo de Cacique (se cuida bien, la perra… como volvió a España para hacer exámenes, todavía tiene cargamento).

Afotos de la preparty:
- De refilón se ve la comida (a la derecha, no es nada sexual con Isaac)
- Pues la noche anterior con suecas no, pero anda que ésta... ¿qué les daré yo? 1 y 2
- Mecá Pasc(u)al... ¡Cómo nos vamos a poné!
- No, si ya se me da bien joder fotos decentes, ya.
- Este soy yo en modo hijoputa.
- Este también soy yo en modo hijoputa, pero improved.
- Mmmm.. todavía hay hambre... ¡pos vamos a por lechuga que ha sobrado!... ¡Mucha lechuga!
- Cuánto amor había en el ambiente, señores. Pero... ¿por que lo llaman amor cuando quieren decir SexO (a veces incluso entre un humano y un chimpancé). ¿Yo?. ¿El chimpancé?... ¡No, no...! lo digo por Paco.
-¡Macá que bien cantaba el Santi!... se gustó tanto que incluso se nos quedó colgao.
- Isaac que te huele el sobaco... hasta me dio un jamacuco de la golorina.
- ¡Que me lo acosan!. ¡Que me lo acosan las mujeres!
- Y luego que se me pica porque lo llamo "troll".

Luego acudimos al susodicho Koren. Tuvimos unos problemillas logísticos, porque tuvimos que hacer medio camino a pata, debido a que a Pablo se le aflojó (el manillar) y no podía conducir. La verdad es que yo probé a llevar la bici y entre el estado etílico-festivo que llevábamos en el cuerpo, y la flaccidez del manillar, no había dios que llevara aquello. Por cierto, que a la vuelta descubrí que al ir borracho las eses se hacen con cualquier medio de locomoción que lleves… ¡Madre, madreee! ¡Qué barbaridad! Una carretera que tendrá cinco metros de ancho, y yo necesitaba los cinco… creo que hice tres veces más camino de vuelta de lo normal (de lo que hubiese hecho yendo recto, digo). En el Koren, nada… muchísima cola (había momentos de los de salir un pavo y entrar otro) pero dentro, muy poca gente y vosotros diréis “¿cómo es eso?” Pues muy fácil: la capacidad de la sala no la determina la sala en si, sino el guardarropa. Mas en concreto, la cantidad de perchas del mismo. Como dijo Isidro, que estuvo trabajando allí el año pasado “Es que no les da a los pavos, ¿sabes?... no tienen perchas, entonces llega un momento que ya no pueden colgar más abrigos”. Esa noche cambiaban la hora (a las 3, las 2, como en España) y nosotros estábamos ya a las 3 con una avidez de una hora extra que ni te cuento. Yo creía que el diyein iba a decir algo y que habría mogollón de marcha en esa hora extra… pues no señor. A las 3 antiguas van y chapan. ¿¡Se puede ser más gilipollas!? Di que salimos de ahí cerca de las 4 (antiguas) por la cola que había en el guardarropa, pero como comprenderéis, no es lo mismo la fiesta dando botes por ahí que en una cola esperando tu puto abrigo… La única nota de humor o gracejo la puso Jorge, que al final de la noche fue amenazado por un bicho bastante grande (un tipo) porque había estado echando fotos a su novia mientras ésta se morreaba con otra pava. Jorge le decía que era un sitio público, y que tenia derecho a hacer fotos, pero el pavo le señalo el puño y Jorge se apresuró a destruir el cuerpo del delito (así no vas a llegar a reportero del “¿Qué me dices?”, ¿eh Jorge?... mira las ostias que se comen los paparazzi de los famosos, y ahí están… al pié del cañón).

Afotos del Koren:
- Tengo que reconocer que si lo llamo como lo llamo, es por algo, pero no es el único. Hay más trolls (aparte de mi, por supuesto).
-¡¡Guapppa!! (no, Manu, tu no)... ¡¡¡que si tus ojos fueran sartenes, me se freirían los güevos!!! (porque por lo coloráos parecen una vitrocerámica, vamos)... ¡Miála tú!. ¡Que majica!. Esos ojos son casi tan chulos como éstos.
- Approaching the little onion (o "arrimando cebolleta" que es más castizo).
- Alberto.
- El ambiente (En el centro de la foto, una española que puede ser víctima de una aproximación de little onion por parte de un sueco). Detalles.

Y bueno, el domingo a la noche estuve haciendo un home exam que era lo que me quedaba por entregar para acabar con todo lo del cuarto (cuarto: como cuatrimestre pero en mitad, porque aquí las asignaturas solo duran dos meses). Había de tiempo para subirlo a la web donde se entregaba hasta las ocho de la mañana. Mi hora de entrega son las siete y pico. Y tampoco es que lo tuviese muy bien terminado, es que me cansé. Debo decir, en honor a la verdad, que podría haberlo hecho antes, pero es que incluso la propia tarde del domingo me estuve viendo un partido de fútbol (el Atleti-Villarreal) y después echando unos tiritos al Counter… así que vamos, que presión, lo que se dice presión, pues no sentía mucha. Fue gracioso, porque a mitad de semana, dice Jorge “Yo… yo quiero tener ese home exam terminado el viernes, para así poder estar el fin de semana tranquilo, y salir a tope y…” y yo le dije: “Jorge… sabes qué es lo que va a pasar el domingo a las tres de la madrugada, ¿verdad?” y efectivamente, a las tres (y más tarde también) estábamos los dos ahí tiqui tiqui tiqui, dándole al teclado como desgraciaos. De hecho, creo que fuimos los últimos que lo entregaron (Jorge incluso algo más tarde que yo). Era un texto, de máximo 2500 palabras, yo hice una 1700 y me quedé más ancho que largo, me cansé, lo subí y a dormir. Ya veremos qué pasa con la nota.

Y me voy a ir acostando ya, que mañana tengo clase a las 8:15. Hoy he dormido hasta las 7 de la tarde (desde las 5:30 de la madrugada) así que igual ahora no me duermo, y dentro de un rato estoy aquí escribiendo otro post, pero bueno… habrá que intentarlo.

Un saludo a todos.

PD. Siento que no haya fotos de la movida del viernes, pero el fotógrafo oficial (Jorge) estaba muy ocupado recibiendo una patada en la espinilla de parte de un segurata, así que malamente.

7 comentarios:

Sergio dijo...

Pfffff, Me jode habermelo perdido. Lo raro es que Pablo "the drunk" no fuera detenido tambien... Y de ti mejor ni hablo :P. Saludos desde España tio!

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Es que el drunk no estaba, el jodido, pero anda, que si llega a estar... a ese si que lo deportan, porque fijo que despues de haberle intentado dar una ostia al segurata, otra al policía, y haberles intentado robar la cartera a ambos, hubiese empezado a apedrear el coche seta. Y en cuanto a mi... pues porque no iba muy ciego, que si no...

Anónimo dijo...

Que maqueador de fotos, ahora ya incluso incluyes añadidos en las fotos, que peligro. Por cierto creo q la que sale con cara rara en otra foto maqueada es la Mia(la del LURC).

/Alberto

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Si que es la Mia, si... por si fuese poco... ¡¡es la Mia!!

El Abuelo dijo...

esto de añadir los detalles se sale ya, eh? Sí, señor!! no sé si volverás con todos los créditos que esperabas en el bolsillo, pero desde luego blogeador pofesional a la vuelta fijo!

Mucho bien.

.: Héctor "El borrajudo" :. dijo...

Me queda mucho que aprender en cuanto a retoques del sensei... X-DD

Anónimo dijo...

en españa los seguratas tambien tienen que hacer examenes en la policia. lo malo que aqui la policia pasa de todo...